Saltar al contenido

El académico Antonio Sierra, leyó su discurso de ingreso el 15 de febrero de 2018 y versó sobre “El ovino, tradición y cultura en Aragón. La Casa de Ganaderos de Zaragoza”.

La lectura del discurso tuvo lugar en el aula de la Institución Fernando el Católico a las 18,30 horas y el acceso fue con invitación de la Academia Aragonesa de Gastronomía.

La Casa de Ganaderos de Zaragoza, celebra este año su ochocientos  aniversario y Antonio Sierra es su presidente actual.

La Academia Aragonesa de Gastronomía, que recientemente ha celebrado su nuevo rango de corporación de derecho público, inició la pasada semana su nuevo curso con la celebración de la primera de las charlas sobre “Las mujeres en la cocina de Aragón” que a lo largo de todo el año celebrará en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés como lo viene haciendo desde hace ya más de diez años.

Continúa ahora su labor divulgadora con la lectura de ingreso del académico Antonio Sierra que también es, además, el presidente de Casa Ganaderos de Zaragoza que este año celebra su ochocientos aniversario y con tal motivo está  organizando una serie de actividades para conmemorarlo.

El discurso “El ovino, tradición y cultura en Aragón. La Casa de Ganaderos de Zaragoza”, está editado por la Institución Fernando el Católico dentro de la colección Cuadernos de Aragón y en la que se han publicado la practica totalidad de los discursos de ingreso de los académicos de la de gastronomía. Está respondido por el también académico Isidro Sierra y que la coincidencia en el apellido y en los vastos conocimientos de ambos por el cordero y el ternasco de Aragón, no incluye familiaridad alguna.

Antonio Sierra, bilbilitano, ingeniero industrial y que fue Gerente Territorial de Renfe de Aragón, además de diputado electo de las Cortes de Aragón entre los años 1983 a 1995 es académico desde el año 2010.

Casa de Ganaderos es una cooperativa de 270 socios, todos ellos ganaderos de ovino. Fundada en 1218 por el rey Jaime I de Aragón es también la empresa más antigua de España. Esta doble vertiente, económica e histórica, marca su trabajo: comercializan su carne de cordero proveniente de las granjas de sus  socios y, a la vez, cuidan y divulgan  su archivo e  historia.