Saltar al contenido

La Cocina de la Corona de Aragón en la época medieval.

Autor: Elena Piedrafita Pérez

La Academia Aragonesa de Gastronomía presenta esta publicación en el marco de los actos preparatorios de la celebración del sexto centenario de la memorable votación del llamado Compromiso de Caspe que en 1412 aseguró la permanencia de la institución
monárquica en la Corona de Aragón.

La autora de este libro —la doctora Elena Piedrafita— ha compaginado con acierto su actividad docente en Institutos de Ejea de los Caballeros y Zaragoza con la investigación en la historia social y de la alimentación en Aragón en los siglos medievales.

Del ovillo de su tesis doctoral, que presentó en 1992 (publicada por la IFC) con el título de “Las Cinco Villas en la Edad Media (siglos XI-XIII)”, ha ido extrayendo el hilo de sucesivas investigaciones sobre aspectos de la vida de las instituciones medievales de los concejos municipales, de los sectores sociales que gobernaban el territorio, o acerca de la abadía de San Esteban de Sos y la Orden
hospitalaria de San Juan, y la más reciente y específica sobre“La alimentación medieval en Aragón en el siglo XIII: el modelo clerical y el nobiliario”, que ha venido acompañando de intervenciones en jornadas y congresos especializados sobre la alimentación en el Camino de Santiago o la de los judíos aragoneses.

Y ha continuado revisando sus investigaciones para redactar expresamente con motivo de esta efeméride el texto que la Academia pone ahora en manos del lector curioso y del estudioso de la historia de Aragón, interesados en conocer de qué se alimentaban y qué bebían los aragoneses hace más de seiscientos años y en qué fogones, hornos y lagares se elaboraron aquellos alimentos y vinos en los que han dejado sabores anónimos cocineros cristianos, monjes y monjas, moriscos y judíos.

Conocer los orígenes y circunstancias de aquellos alimentos y las maneras de llevarlos a las mesas que han sido el sustento de generaciones de aragoneses, bien fueran nuestros reyes, señores con timbres nobiliarios, siervos, eclesiásticos de todo rango, mercaderes o menestrales en villas y ciudades, significa no solo aproximar la lente del conocimiento a la historia doméstica, como nos narra la autora, sino también acercarla al presente de nuestras costumbres culinarias, a los productos básicos que ha proporcionado y sigue haciéndolo esta tierra y a algunos modos bastante coincidentes de elaborarlos desde esta sabiduría gastronómica secular.

Descargar Libro