Saltar al contenido

La Academia Aragonesa de Gastronomía se suma al Código aragonés de buenas prácticas frente al desperdicio alimentario

La Academia Aragonesa de Gastronomía se ha adherido al código aragonés de buenas prácticas frente al desperdicio alimentario. El acto se celebró ayer con la entrega de diplomas junto con otras 12 nuevas entidades aragonesas. Así son ya 25 las entidades que se han comprometido a trabajar para disminuir este problema ambiental, social y económico y contribuir a una sociedad más sostenible y justa. Todas ellas entidades aragonesas vinculadas a la alimentación y al consumo con el objetivo de trabajar para reducir este grave problema.

Desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, junto con Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes) estan trabajando para hacer frente a este problema, sumando esfuerzos con los diferentes sectores: la sociedad civil, las empresas y las administraciones públicas.

Durante el acto se ha presentado la Guía de Buenas Prácticas Frente al Desperdicio Alimentario para los Consumidores que recoge datos y cambios de hábitos para ayudarnos a aprovechar mejor la comida que compramos. Aborda hábitos desde la planificación de la compra, proponiendo por ejemplo preparar los menús semanales para ajustar mejor la compra a las necesidades reales, pasando por consejos para almacenar y conservar mejor como programar adecuadamente el frigorífico a 5°C y el congelador a -18°C; cuestiones sobre la forma de cocinar calculando las raciones adecuadas y reutilizando alimentos; hasta cuestiones de formación y activismo donde anima a hacernos activistas gastronómicos y (y no comprar solo lo “perfecto”) o a utilizar nuestro poder de compra.

Además, la Academia Aragonesa de Gastronomía dedica el ciclo anunal de charlas en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés al “Aprovechamiento alimentario” en colaboración con la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES). La primera de las jornadas tuvo lugar el pasado miércoles 9 de enero.