Saltar al contenido

Cocina y alimentación en el Aragón romano

 

Categoría:

Discursos

 

Un primer acercamiento a la cocina y la alimentación romana en Aragón

 

Un primer acercamiento a la cocina y la alimentación romana en Aragón, renunciando a las generalidades, muy numerosas, debe hacerse principalmente a partir de las fuentes arqueológicas, aún teniendo en cuenta que la arqueología ecológica del periodo romano en nuestro territorio, resulta una perfecta desconocida.

Arqueobotánica y arqueozoología deben convertirse en los puntales que garanticen el conocimiento de nuestro pasado romano desde una óptica nueva.

Metodológicamente y para poder establecer unas bases de partida, debería abordarse el presente estudio conjugando diversos parámetros:

1. Arqueología de los espacios rurales (el hábitat rural).
2. Restos arquitectónicos relacionados con la cocina y los alimentos.
3. Iconografía.
4. Objetos relacionados con la cocina y los alimentos.
5. Restos óseos vegetales y animales.
6. El espacio del consumo.

Dadas las enormes carencias en este campo, observaremos como el conocimiento
detallado de la vajilla y recipientes relacionados con los alimentos y su consumo es uno de los medios imprescindibles para interpretar y reconstruir los modos y formas de la alimentación hispanorromana en Aragón.
Estos materiales se escalonan en seis niveles, según la función que desempeñan, desde el transporte de los productos (ánforas, odres, toneles, botellas, etc.), el almacenamiento y conservación (ollas, ánforas, etc.), la preparación de alimentos en la que éstos se mezclan, machacan, trituran o se someten a diversas manipulaciones (mortero…), la transformación o cocción mediante calor húmedo (olla, caccabus, patella), mixto (sartago, patina), o seco (patina), la presentación en la mesa (platos,
jarras, etc.) y finalmente el consumo, bebido (copa, cubilete, taza) o comido (escudilla, plato).